Latigazo Cervical muy usual y doloroso

¿Conoce las consecuencias del Latigazo Cervical?

Los traumatismos en el cuello son uno de los motivos de consulta atendidos más frecuentemente por los Fisioterapeutas.

El latigazo cervical o cervicalgia es uno de los problemas más usuales causados por accidentes de tráfico.

Se estima que en promedio, el 90 por ciento de las personas que sufren uno de estos incidentes “viales” se ven afectadas por este tipo de problemas.

¿Qué es el latigazo cervical?

Latigazo Cervical

El latigazo cervical o esguince cervical está básicamente ocasionado por la hiperextensión brusca del cuello seguida de una flexión, ocurre generalmente tras un choque de coches de forma trasera o relacionados con accidentes de buceo.

El traumatismo puede producir lesiones en los ligamentos del cuello y a veces también daños óseos.

La cabeza del ser humano puede pesar entre 4 y 6 kilos, al ser embestido por la parte trasera, o lateralmente, ella va rápidamente hacia atrás, y posteriormente rebota hacia adelante, quedándose afectada la musculatura y los ligamentos del cuello, y en casos más severos a las vértebras y la médula espinal.

El mismo recibe su nombre (latigazo cervical) por el movimiento que realizan los músculos al estirarse y volver a su posición inicial de manera rápida, como el propio movimiento que realiza un látigo.

Para comprender los posibles resultados de una lesión por latigazo cervical hay que considerar como está conformado el cuello.

Este es un estrecho canal móvil formado por vértebras, ligamentos, articulaciones y músculos por el que pasan nervios de esta zona, vasos sanguíneos, el esófago, la tráquea e incluso la médula.

¿Cómo se clasifican las lesiones de latigazo cervical?

Las lesiones del latigazo cervical se clasifican en grados y según su grado afectará de una manera u otra:

  • El Grado I: cuando existen síntomas relacionados con la lesión, pero no se ha ocasionado una contractura o no se ha visto afectada el funcionamiento neurológico.
  • Para el Grado II: Existe limitación de movilidad, pero no afectación neurológica.
  • Según el Grado III: Afectación neurológica asociada en distintos grados.
Síntomas:

Los síntomas más comunes tras estas lesiones, son el dolor y rigidez en el cuello, dolor de hombros o en la zona de la espalda, mareos, dolor o adormecimiento en los brazos y manos, zumbido en los oídos, visión borrosa, problemas al concentrarse, estado de ánimo volubles o irritabilidad, insomnio y cansancio.

Estos síntomas pueden desaparecer o empeorar durante los días siguiente a la lesión, sin embargo, muchos de ella pueden durar meses o años.

Estos síntomas iniciales, pueden llegar a aparecer durante las primeras 24 ó 48 horas después del accidente o la colisión.

Si la lesión es grave, puede presentar también déficit sensorial, disminución de reflejos o pérdida de fuerza en el cuerpo.

[maxbutton id=”1″]

¿El Latigazo y esguince cervical es lo mismo?

Si utilizamos el lenguaje médico estricto, un latigazo cervical no es realmente una lesión, es más bien un mecanismo ocasionado por transferir energía al cuello por la aceleración de un impacto o golpe desde la parte posterior o de forma o lateral.

Suele asociarse a distintas lesiones (cervicalgia, dorsalgia, etc…). Sin embargo, los dos términos refieren al mismo concepto de manera  popular, cuando nos referimos a lesiones en los tejidos del cuello.

Proceso de Diagnóstico

El diagnóstico del llamado “latigazo cervical” es básicamente clínico, y puede realizarse mediante una exploración o un examen físico.

Cuando se sospecha de esta lesión, normalmente suele ser después de que se haya ocasionado un accidente de coche en el que se ha producido un movimiento brusco de hiperflexión / hiperextensión del cuello.

Comúnmente aparecen inmediatamente o a las pocas horas dolores en el cuello y/o cabeza, que habitualmente se extiende a la espalda o al brazo, habitualmente con limitación dolorosa al moverse o también sensación de inestabilidad o mareo.

La proyección lateral permite a los especialistas apreciar las vértebras C3 a C7, pero para ver la segunda vértebra cervical es necesario realizar una radiografía con proyección transbucal, debido a la ubicación de las dos primeras vértebras que se encuentran a la altura de los arcos dentales.

Es importante destacar la relevancia de un examen completo de la columna vertebral y un examen neurológico en los pacientes con síndrome de latigazo cervical para la detectar y prevenir la aparición tardía de la inestabilidad de la columna cervical.

¿Son imprescindibles las radiográficas?

Sí, estos exámenes permiten descartar luxaciones o fracturas de las vértebras cervicales.

Siempre son importantes los resultados de los estudios complementarios como las radiografías o el electromiograma, que pueden y suele ser normales, o mostrar irregularidades que se observan en muchas personas sanas y se agudizan tras el accidente o después de la aparición de síntomas.

¿Cuál es el tratamiento para el Latigazo?

Normalmente se asocian los dolores producidos por el latigazo cervical a un “esguince”, por lo que para evitar que se realicen movimientos que puedan repetir o empeorar el desgarro o el daño a los ligamentos, el tratamiento común incluye la inmovilización relativa de la zona con un collarín rígido o blando.

Sin embargo, después de que se hayan realizado diversos estudios, los resultados demuestran que el collarín, no sólo no evita la mejora de los pacientes, sino que realmente la empeora, esto es debido a que reduce el tono muscular y en la mayoría de los casos aumenta la sensación de fragilidad y miedo al movimiento.

Es por eso, que los expertos recomiendan lo mayor posible el uso del collarín, reservándolo para situaciones puntuales

La existencia de datos sugiere que, en algunos casos, la lesión de las “articulaciones facetarias” o comúnmente las articulaciones de las vértebras cervicales pueden hacer persistir el dolor por el “latigazo cervical”.

[maxbutton id=”1″]

La cirugía no está indicada en casos de latigazo cervical. Ocasionalmente se han realizado artrodesis cervical en los casos de dolor desencadenado por latigazo cervical que resistían a todos los demás tratamientos, pero los resultados de la cirugía en esos casos, y las pruebas científicas actualmente disponibles, impiden recomendarla como tratamiento habitual.

Para aliviar el dolor y las contracturas suelen administrarse analgésicos y antiinflamatorios, además de relajantes musculares.

El tratamiento más recomendado es el tratamiento con Fisioterapia y Osteopatía, el cual va a tratar, la musculatura afectada, los mecanismos de compensación que el latigazo cervical genera y haciendo que el paciente se pueda recuperar de una manera rápida y sin secuelas postraumáticas.

-Si padeces de latigazo cervical, ponte en manos de profesionales-.

Deja un comentario

Close Menu
A %d blogueros les gusta esto: