Neuralgia del Trigémino

Descubre que es la neuralgia del trigémino y como tratarla

Empecemos por explicar algo de la neuralgia del trigémino, el nervio trigémino se puede calificar como un nervio mixto, pues se encarga de aportar la información necesaria para que los músculos de la masticación se muevan y también recoge la información sensitiva de la mitad anterior de la cabeza que incluye, la lengua, dientes, ojos, labios, nariz, mandíbula, cuero cabelludo, frente y la mucosa bucal.

Pero ¿Qué es la Neuralgia del trigémino?neuralgia del trigémino

Se puede decir que es uno de los dolores neuropáticos más frecuentes y se ocasionan por a la afectación del nervio trigémino.

Este es un síndrome que se caracteriza por causar un dolor unilateral, en la mayoría de los casos breve, similar a una descarga eléctrica, cuya área de afectación se limita a una o varias de las partes de inervación del nervio trigémino que abarca casi el 60% de rostro humano.

El síndrome de la neuralgia del trigémino, puede ser incluido dentro del grupo de las enfermedades más raras, ya que su perduración suele ser muy baja en algunos casos y en otros no tanto. Aunque su aparición puede iniciarse a cualquier edad, en la mayoría de los casos se producen después de los 40 años, con algunos casos registrados a los 50 y 60 años.

Este es básicamente un trastorno del nervio trigémino, que causa un fuerte dolor de manera repentina, incluso antes del desarrollo de un tratamiento, los que padecían de esta enfermedad recurrían a prácticas dañinas por la intensidad del dolor que produce, que puede ser descrito como un calambre en la cara o una jaqueca o cefalea muy fuerte.

Conoce las clasificaciones de la Neuralgia del trigémino
  1. Neuralgia del trigémino normal o clásica: ocasionada principalmente por la compresión microvascular del inicio de la raíz del nervio trigémino en el tallo cerebral. Este tipo no produce déficit neurológico asociado.
  2. Neuralgia del trigémino con dolor facial persistente concomitante
  1. Neuralgia del trigémino sintomática: esta es producida por otro tipo de lesión estructural, lo que lo hace distinta la compresión vascular normal de la cara. Puede estar acompañada por alteraciones sensitivas.
Causas y síntomas

Incluso hoy en día, las causas exactas de la neuralgia del trigémino no están del todo precisadas.

Sin embargo, algunos estudios indican que la etiopatogenia del trastorno es causada por la desmielinización del nervio o comúnmente la perdida de una parte de él, como consecuencia de la comprensión del mismo en alguna parte del recorrido de su extensión, que generalmente es cercano a la raíz del nervio.

La compresión puede ser ocasionada por un tumor, una aneurisma o a esclerosis múltiple.

La sintomatología del Neuralgia del trigémino aparecerá claramente en la región del rostro, y estará ubicada en un solo lado de la cara, por lo que es considerado como un dolor unilateral, aunque sólo un 3% de los pacientes presentan una incidencia bilateral, siguiendo claramente un área de irradiación del recorrido que presentan las ramas del nervio trigémino.

El síntoma más común que presenta este síndrome, es la aparición de ataques bruscos de dolor facial y frontal, de 1 segundo a 2 minutos de duración aproximadamente, pudiendo llegar a producirse varios ataques, llegando a tener entre 10 y 70 ataques bruscos de dolor a diario, que afectan a la región inervada por el nervio trigémino.

Este dolor que se manifiesta, puede ser de carácter intenso y superficial o punzante.

El dolor frecuentemente aparece con estímulos triviales o rutinarios, como lavarse la cara, lavarse los dientes, o al hablar.

También se produce una pérdida de sensibilidad en la zona y también debilidad en los músculos afectados por este nervio.

Según los expertos las personas que padecen de este síndrome presentan en la mayoría de los casos ansiedad y depresión como consecuencia de la enfermedad, causando un fuerte deterioro de su calidad de vida, que normalmente se resuelve con la desaparición del dolor.

[maxbutton id=”1″]

Diagnostico

Existen tres principales métodos para lograr el diagnóstico del síndrome del Neuralgia del trigémino:

  1. La historia Clínica: en la cual el Fisioterapeuta Osteopata, realizará un análisis de sus síntomas acompañado de examen visual para lograr el diagnostico.
  2. Diagnóstico diferencial: el dolor facial es común en otro tipo de enfermedades y síndromes por eso se comparará con las más comunes como, la sinusitis, el dolor dental, la migraña, tumores, migrañas y esclerosis múltiple.
  3. Resonancia Magnética: este el examen imprescindible para el correcto diagnóstico de este síndrome, pues permite evaluar y visualizar la compresión vascular de las distintas zonas del rostro.
Tratamiento médico

Se ha comprobado que algunos anticonvulsivantes, como carbamazepina, gabapentina, fenitoína y lamotrigina, reducen o controlan el dolor.

Hay otras medicaciones, como baclofén, pimozide, tizanidina, tocainida, clomipramina o amitriptilina, que pueden tener cierta efectividad en algunos casos. Los analgésicos (aspirina, paracetamol, etc) no suelen ser útiles para controlar el dolor.
La fisioterapia como tratamiento

La fisioterapia en conjunto con la Osteopatía, cumplirá un papel que ayudará a sobrellevar los efectos del Neuralgia del trigémino.

Estas terapias contienen normalmente ejercicios que propiciaran la desinflamación y la disminución de la presión en el nervio. También puede ir acompañado de masajes que ayuden al fortalecimiento de los músculos faciales, etc…

El Tratamiento Osteopático

Cuando los síntomas de la neuralgia del trigémino se agravan, se recomienda optar por el tratamiento osteopático, cuya función será la de neutralizar o controlar la causa del problema nervioso, previamente identificado, mediante un diagnóstico funcional, para poder así después conseguir aliviar el dolor.

El trabajo del tratamiento osteopatico, brinda la posibilidad de realizar un sinfín de tratamientos, como por ejemplo el  drenaje manual de la zona, estiramientos, terapia cráneo-sacral, etc.. propiciando las condiciones necesarias para la circulación dentro del nervio, disminuyendo la presión y evitando su compresión.

De igual forma, existen una seria de remedios o tratamientos caseros que pueden hacer desaparecer los síntomas debido a que el nervio reacciona muy bien a las temperaturas frías, se puede considerar la aplicación de la crioterapia para obtener diversos efectos positivos para el paciente.

-Si padeces este tipo de patología, ponte en contacto con nosotros, es muy importante una valoración neurológica adecuada para distinguirlo de otro tipo de dolores cráneo-faciales”.-.

 

Deja un comentario

Close Menu
A %d blogueros les gusta esto: